Resultado de imagen de hemangioma

 

Un hemangioma es una masa de tejido, generalmente benigna, de los vasos sanguíneos caracterizada por la aparición de un gran número de vasos normales y anormales sobre la piel u otros órganos internos.

Es una de las neoplasias benignas más frecuente en la lactancia y la niñez, constituyendo un 7% de todos los tumores benignos. Aproximadamente, uno de cada 10 niños está afectado por esta lesión. El 30% de los bebés lo manifiestan al nacer y el resto lo desarrollan en las primeras semanas de vida. Afecta a las niñas 3 veces más que los varones.

En cualquier parte del cuerpo donde se encuentren vasos sanguíneos puede aparecer un hemangioma: en diferentes órganos internos (por ejemplo, hígado, riñones, cerebro, bazo o pulmones), en la piel de la cara, el cuero cabelludo y en los huesos. A menudo aparece en los primeros días o las primeras semanas de vida. Normalmente, remite por sí mismo en los primeros cinco años de vida.

Tipos

  • Un hemangioma capilar se forma por el acúmulo de pequeños vasos sanguíneos con un pequeño diámetro interno. Esta lesión aparece, sobre todo, en la piel o en la mucosa. En torno a la mitad de este tipo de hemangiomas se manifiestan en la zona del cuello y la cabeza. De apariencia roja por el acúmulo de multitud de vasos sanguíneos, el diámetro de un hemangioma puede medir entre 0,2 y 2 centímetros. siendo de aparición típica durante la infancia (en los primeros meses de vida). Crece durante el primer año de vida hasta estabilizarse y, en muchos casos, involucionar. Hacia los nueve años de edad el 90% han sufrido una involución completa, desapareciendo.

Resultado de imagen de hemangioma capilar

  • Hemangioma cavernoso. Llamado también Hemangioma profundo, es una neoplasia, generalmente benigna de los vasos sanguíneos, caracterizados por la aparición de un gran número de vasos normales y anormales sobre la piel u otros órganos internos. Generalmente son localizados, pero pueden extenderse a grandes segmentos del cuerpo. Aparece durante la infancia, pero a diferencia del anterior tiende a persistir. Infiltra capas más profundas y es más abigarrado,con más componente sanguíneo.

Resultado de imagen de hemangioma cavernos

  • En algunos casos pueden aparecer los dos a la vez.
  • El Hemangioma plano, conocido también como Hemangioma oporto. Este tipo suele presentarse como manchas de color rojizo muy oscuro.Resultado de imagen de hemangioma plano en el cuello

Síntomas

Los síntomas del hemangioma son la coloración roja y azulada de la piel o la mucosa de la zona afectada. El tamaño de estas manchas difiere mucho porque puede ser de pocos milímetros a varios centímetros dependiendo tipo de hemangioma.

Puede ser sensible a la presión si aparece en una arruga o en las axilas. Si sufre rozaduras en estas zonas, sobre todo en el caso de hemangiomas de rápido crecimiento, pueden darse otros síntomas asociados como sangrados, dolores o inflamación de la piel afectada.

Estos tumores pueden llegar a aparecer en los ojos o en sus alrededores. También, pueden aparecer en la nariz, cuello, labios u orejas.

De ser así, esto sí que puede ocasionar serios problemas en el desarrollo del pequeño. Problemas relacionados con sus 5 sentidos. Usualmente se suele llegar a desarrollar Ambliopía o Glaucoma. Estas mismas suelen conllevar los siguientes síntomas:

  • Visión borrosa.
  • Pérdida auditiva.
  • Dificultad para respirar, lo cual puede traer consigo otros problemas respiratorios.
  • Obstrucción de los párpados.
  • Dolor e hinchazón de la zona afectada. Dicho dolor no deriva del tumor como tal, sino del lugar donde yace el mismo.

Causas

Las causas del hemangioma son desconocidas, si bien existen diversas teorías sobre su aparición. Hay quien piensa que representan pequeños trozos de placenta implantada en la piel de los bebés. Otra teoría es que representan una manera de suplir una falta de oxigenación (hipoxia) de los tejidos durante el desarrollo embrionario.

Sin embargo, hay condicionantes hereditarios que podrían explicar ciertos hemangiomas.

Si aparece en todo el cuerpo se cree que intervienen factores congénitos, igual que en la predisposición a formarlos.

Tratamiento

  • Esteroides

Si un hemangioma está causando problemas, existen varias opciones de tratamiento disponibles. Drogas con esteroides son usadas a menudo para tratar los hemangiomas. Los esteroides hacen que los vasos sanguíneos del hemangioma se reduzcan en tamaño. Pueden administrarse por vía oral, ser inyectados directamente en el tumor, o aplicarse a su superficie. Algunos posibles efectos secundarios de los esteroides, retraso en el crecimiento físico, cataratas y glaucoma.

  • Propranolol

El propranolol es un medicamento que causa menos efectos secundarios que los esteroides. Se puede tomar oralmente o aplicarse tópicamente si el hemangioma es pequeño y delgado. Ya que el propranolol puede afectar el ritmo cardíaco y la presión arterial, un seguimiento cuidadoso al inicio del tratamiento es a veces necesario.

  • Láser

En ocasiones, un tratamiento con láser puede ser utilizado en hemangiomas superficiales para prevenir su crecimiento, disminuir su tamaño o aclarar su color. La cirugía para extirpar hemangiomas generalmente se reserva para hemangiomas pequeños y bien definidos que se encuentran bajo la superficie de la piel. La mayoría de hemangiomas alrededor del ojo (orbital) no requieren intervención, a menos que crezcan hasta un punto en que estén ejerciendo presión sobre el nervio óptico o desplacen al ojo.

  • Crioterapia

Es la aplicación de frío, para tratar un hemangioma pequeño. Esta medida puede ser, sin embargo, dolorosa y puede dejar señales en la piel.

  • Operación

Conviene evitar una operación y emplear esta opción solo cuando los demás tratamientos no han sido exitosos o cuando se da un crecimiento rápido del hemangioma.

  • La cortisona oral o inyectable

Puede reducir el tamaño de un hemangioma que esté creciendo rápidamente y esté obstruyendo la visión u órganos vitales.

  • Maquillaje

Otra opción es utilizar corrector o covermack para disimular las cicatrices o marcas.

 

Evolución

El hemangioma tiene su propia evolución y suele desaparecer por sí solo. La evolución de un hemangioma se puede dividir en tres fases:

  • Fase de proliferación: dura de 6 a 9 meses, rara vez se prolonga más en el tiempo.
  • Fase de inactividad: de diferentes duraciones.
  • Fase de regresión: la duración depende del tamaño del hemangioma y de las zonas afectadas. La mayoría de las veces ha concluido antes de los nueve años.

Un hemangioma pequeño casi siempre desaparece sin dejar señales. Los de gran tamaño suelen dejar marcas en la piel, por ejemplo, vasos cutáneos (teleangiectásicos), cicatrices o zonas donde la piel está demasiado poco coloreadas (hiper e hipopigmentación).

Resultado de imagen de hemangioma fases

Complicaciones

Normalmente, un hemangioma no produce complicaciones porque no suele crecer o, si lo hace, es de forma lenta. Si el hemangioma se desarrolla rápidamente puede llegar a ser molesto para el paciente y tener condicionantes estéticos.

También se pueden extender rápidamente por zonas más críticas por su situación (por ejemplo, axilas, corvas o región genital), en las que puede crear limitaciones funcionales y conducir a daños en la piel.

Bibliografía

Anuncios